Francia Sin categoría Sur de Francia

Visita a la ciudad de Nimes: NIMES

Nos despertamos prontito a las 8.30 h, hoy tenemos 140 kilómetros hasta nuestro destino y queremos ir antes a desayunar al mercado de las Halles que ayer nos dejamos sin ver, como os comentamos en nuestro día de ayer.
Desayunamos rápidamente después de estar un rato paseando por el. Realmente tiene todos los puestos muy buena pinta!! y se ve un mercado muy limpio.
Cogemos otra vez la A9 ya que es la ruta más rápida y nos queda un día por delante muy interesante. La autopista nos cuesta 11,60 Eur., pero une Narbona con Nimes y no tenemos que hacer ningún kilómetro por carretera.
Llegamos a Nimes y los primero que hacemos es ir al hotel a hacer el Check-in, esta noche volvemos a repetir Ibis, esta vez Ibis Budget Nimes Centre Gare. Tenemos la suerte de que al ser las 12 del sábado no tenemos que pagar por dejar el coche en la zona de pago. Hay bastante sitio para aparcar en las inmediaciones, y el hotel se encuentra muy cerca del anfiteatro romano y del centro, con lo que podemos ir perfectamente andando y olvidarnos del coche. Toda la zona centro es peatonal, solo algunas por algunas calles pueden pasar coches, con lo que lo mejor es dejar aparcado el coche y recorrer la ciudad andando, es la mejor manera de conocer los sitios, y las callecitas de Nimes son de ensueño.
Cruzamos la estación de trenes, que te hace ir a otra época, toda hecha de piedra, es muy bonita, y subimos la Avenue Feuchéres, a lo lejos ya se divisa la noria y el mercadillo de navidad. El mercadillo de navidad está instalado por el Bulevard de la Libération y esplanade Charles de Gaulle.

Les Arénes. Anfiteatro Romano

Al llegar a Les Arénes nos deja sin palabras. El anfiteatro está en muy buen estado de conservación.
Tenía capacidad para albergar a 24.000 personas, distribuidas según su rango social en las 34 gradas, que asistían a los combates de gladiadores o animales.

En la Edad Media se transformó en fortaleza, era un refugio para la población en caso de peligro. Posteriormente, se ocupó por casas privadas hasta el siglo XIX. En 1809, se demolieron las casas, la capilla y el palacio de los vizcondes de Nimes, para devolver al monumento su apariencia antigua.

El anfiteatro mide 133 metros de largo por 101 metros de ancho. Tiene una altura de 21 metros y se compone de dos niveles de arcadas, su fachada exterior se divide en 60 tramos. 

Actualmente, el circo es un escenario para numerosos eventos, como son corridas de toros, congresos, conciertos y eventos deportivos.


Es increíble la sensación que uno tiene cuando accede a las gradas por primera vez, no podemos parar de imaginar todo lo que se vivió ahí, y la sensación que uno tiene al recorrer las galerías, los pasillos y vomitorios, hasta llegar a sentarse en la grada.
Aquí no solamente había combates entre gladiadores, también traían animales de África, nunca vistos en Europa, para enfrentarse entre ellas.
Creemos que es una visita imprescindible, y que hay que entrar para ver la grandeza del anfiteatro.
La entrada cuesta 10 euros, e incluye audio guía, pero hay un pase para ver los 3 atractivos turísticos de Nimes que por 13 euros incluye la entrada al anfiteatro, la Torre Magna y Maison Carrée. Nosotros por falta de tiempo solo cogimos la entrada del anfiteatro.
En esta web, en préparer sa visita, podéis ver horarios y precios.

Maison Carrée

Después de estar un buen rato absortos en el anfiteatro, decidimos seguir nuestra visita y ver otro monumento que nos transporta a la época romana. Parece que estemos en una ciudad italiana en lugar de en una francesa.
La Maison Carré se construyó al inicio de nuestra era en honor a Cayo Cesar y Lucio Cesar, y formaba parte del Foro, el núcleo económico y administrativo de la ciudad antigua.

Se inspira en los templos de Apolo y de Marte el Vengador (Roma).

La Maison Carrée es el único templo del mundo antiguo completamente conservado, mide 26 metros de largo por 15 de ancho y 17 de alto. 

La Maison Carrée debe su excepcional estado de conservación a que ha estado en uso ininterrumpidamente desde el siglo XI.


La tarifa por entrar dentro es de 6 euros, pero como hemos comentado, se puede coger por 13 euros el pase para ver el anfiteatro, la Maison Carré y la Tour Magne, en esta web tenéis horarios y precios.
Son cerca de las 3 y decidimos parar y comer algo rápido para poder ver todo lo que nos queda, ya que atardece pronto.
Como es común en nuestros viajes paramos a comer en el Mc Donalds situado al lado de Les Halles en la Rue des Halles. Tenemos que probar esas hamburguesas en todas las partes del mundo, es tradición!!.

Castellum

Después de llenar el estómago decidimos ver el Castellum.
El Castellum era el punto de llegada del acueducto de Nimes. Para alimentar la ciudad con agua, a mediados del siglo I después de JC, se construyó un acueducto de 50 kms.

A partir de esta cuenca circular de distribución de agua, tallada en la roca (5,90 m de diámetro, 1,40 m de profundidad), una serie de canalizaciones de plomo conducen el agua hacia las fuentes públicas y los distintos barrios de la ciudad. Esta aportación suplementaria de agua contribuyó a asentar el prestigio de Nîmes, y a dotar a la ciudad de una mayor comodidad y un estilo de vida romano.Esta visita dura a penas 5 minutos y nos disponemos a subir hasta la Torre Magna.

Tour Magne

Es imposible llegar a esta torre sin que te falte el aliento, esta situada en una colina en lo alto de los Jardins de la Fontaine.
Para llegar hasta ahí puedes hacerlo subiendo a partir de las principales fuentes del Jardin de la Fontaine o callejeando hasta llegar a la Rue des Bénédictins o siguiendo por la Rue de la Tour Magne.
La Tour Magne era la más alta y prestigiosa del recinto romano. Visible desde lejos, señalaba la presencia de la ciudad.
De forma regular octogonal, estaba compuesta de tres plantas que iban disminuyendo de diámetro respecto a la anterior. Actualmente, la última planta ha desaparecido y la torre tiene una altura de 32 metros.
Desde su cima, podéis tener una magnífica vista sobre Nîmes.

La tarifa por subir a la torre es de 3,50 euros, pero como hemos comentado, se puede coger por 13 euros el pase para ver el anfiteatro, la Maison Carré y la Tour Magne, en esta web tenéis horarios y precios.
Si hubiéramos tenido mas tiempo, por 3 euros mas hubiéramos cogido las 3 visitas.

Jardins de la Fontaine

Comenzamos el descenso de la Tour Magne por los jardines, la verdad que son unos jardines muy bonitos para pasear y desconectar.
Los Jardins de la Fontaine son uno de los principales jardines públicos de Europa, y en ellos se encuentran la Tour Magne y el Temple de Diane.

En el siglo XVIII, se aportaron numerosas mejoras de embellecimiento a la ciudad de Nimes pero, sin duda, la más importante fue la creación de los Jardines de la Fuente. Durante la realización de las obras de regularización del flujo de agua de la fuente, se descubrió un yacimiento romano abandonado desde la Edad Media.

Hoy en día, los Jardins de la Fontaine, siguen siendo el lugar de paseo preferido de los nimeses.

Las vistas desde arriba de las fuentes son espectaculares.

Temple de Diane

A un lado de los Jardins de la Fontaine cae el Temple de Diana.
No se sabe cual era la función exacta de este templo, seguramente seria un santuario imperial. Se trata del monumento más romántico y enigmático de Nimes.

Hacia 1570, el arquitecto veneciano Palladio, durante su estancia en Nîmes, realizó múltiples croquis antes de que un incendio diese su aspecto actual al Temple de Diane. Actualmente, sólo se compone de una nave con bóveda de cañón, y de dos pasillos laterales, de los que uno, el del Sureste, está prácticamente destruido.

Se puede entrar libremente al templo, a nosotros nos sorprendió gratamente, es muy curioso y mas el misterio que lo rodea, ya que no se sabe nada de para que se construyó.

Callejear por las calles de Nimes

Después de la visita tan gratificante a los Jardins de la Fontaine y cuando todavía quedan un ratito de luz, aprovechamos para perdernos por las calles de Nimes.
Nuestro primera parada es la Place de l’Horloge (Plaza del reloj), no os podéis ni imaginar el ambiente que hay en esta calle repleta de gente paseando y sentados en las terrazas, si algo hemos descubierto en este viaje es el afán que tienen los franceses a las terrazas, y la verdad que el tiempo acompaña. 
Aprovechamos para hacer un descanso después de la pedazo subida a la Tour Magne y nos compramos un Beignets para compartir en la Gourmandise y nos sentamos tranquilamente en su terraza para disfrutar del ambiente de la plaza. Si venís probar uno de estos, no solamente son típicos de Nimes, lo hemos encontrado por todas las ciudades del sur de Francia que hemos visitado, y si puede ser relleno de Nutella, muchuisimo mejor!!!.

La Catedral Saint Castor

A pocos pasos de la Plaza del Reloj se encuentra la Catedral de Saint Castro.
Consagrada en 1090, la catedral ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de los siglos debido a las guerras de religión que azotaron toda la región durante siglos. 

Lo mas destacado de esta catedral es el friso superior que se considera una obra clave de la escultura románica del sur de Francia.
A nosotros por dentro nos parece bonita, pero es que todas las catedrales de esta zona nos parecen preciosas.

Porte de Auguste

Subiendo por la calle de arriba de la Catedral llegamos a la Porte de Auguste.
Esta puerta junto con la Porte de France son las únicas aun visibles en Nimes.

El recinto amurallado Nimes, que data de los siglos XVI-XV antes de JC, englobaba, en un perímetro de 7 Km, un espacio de 220 hectáreas. Tenía 9 metros de altura y 2 metros de anchura, y disponía de diez puertas y unas 80 torres, incluida la Torre Magna.

La Puerta Auguste (o Puerta de Arles), por la que pasaba la vía Domitia, es una de las principales entradas de la ciudad antigua. Se compone de dos arcos centrales destinados a los vehículos, enmarcados por dos arcadas más pequeñas para los peatones. En su origen, la puerta fortificada estaba flanqueada por dos torres.

La Puerta de France, llamada Puerta de España, tiene un solo arco de medio punto, coronado con una galería ciega decorada con pilastras toscanas. Durante la Antigüedad, estaba flanqueada por dos torres circulares.

Iglesia San Baudile

En la misma plaza donde se encuentra la Porte Auguste, es imposible no verla, se encuentra la Iglesia San Baudile, para nosotros un imprescindible, tanto por su exterior como por su interior. Esta atardeciendo y la luz en su fachada se vuelvo rosada, espectacular.

Es una iglesia que tiene un estilo neo-gótico. La construcción fue en el siglo XIX.
Se pueden ver dos torres frontales destacadas, con un total de 70 metros de altura cada una de ella. 

Nimes de noche

Ya es de noche y la visita a todos los monumentos de Nimes ha terminado, decidimos volver sobre nuestros pasos ya que hemos leído que la Marison Carrée de noche es espectacular, y razón no les falta, porque realmente la iluminación es perfecta y se ve una luna sobre ella preciosa. Al lado han puesto la pista de hielo que todavía no está abierta.

Volvemos a la plaza del reloj para llegar callejeando hasta las Arénes. La plaza del reloj tiene todavía mas gente que cuando hemos estado antes y la luz de la torre del reloj es preciosa. Todas las callecitas del centro de Nimes tienen mucho encanto!!
Cuando llegamos a las Arénes coincidimos con una cabalgata de navidad en la que vemos a Papa Noel!!! Nos hacemos hueco y nos quedamos a verla.
Si las Arénes de día es impresionante, por la noche nos vuelve a dejar sin palabras, la fachada va cambiando de color y al fondo se ve la impresionante noria, es imposible no estar un buen rato sentados mirando la grandeza de ese anfiteatro, con mucho pesar, ya que nada es ifninito, vamos a ver el mercadillo navideño que está instalado por el Bulevard de la Libertaion y Bulevard Courbet. Esta llenisimo de gente, se nota que es sábado, pero el ambiente es muy bueno y los puestecillos son una monada, me encantan los mercadillos navideños.

Fin del día

Después de muchos kilómetros andados, decidimos que ya es hora de poner el broche final a este día que nos ha dejado entusiasmados, y a esta ciudad que tanto nos ha sorprendido, la verdad que nos ha sabido a poco, si volviéramos a realizar el viaje dedicaríamos dos días a perdernos por esta ciudad romana que tanto nos ha gustado.
Creemos que es una de las ciudades francesas que mas nos ha gustado.
Ahora es hora de trabajar en el blog y descansar, mañana será otro día y espero que nos regale sorpresas tan agradables como la ciudad de Nimes. 
Si os habéis quedado con ganas de mas, en este post tenéis un resumen de las 15 cosas que ver y hacer en Nimes y de nuestro viaje por el Sur de Francia.
¿No sabes como organizar tu viaje por libre? Aquí te damos consejos.
Enjoy the trip!!

 

 

Related posts

CÓRDOBA

viajes3veces

NARBONA – PEYRYAC DE MER

viajes3veces

PRODUCTOS ÚTILES PARA VIAJES

viajes3veces

Leave a Comment